in

La piada Romagnola es probablemente el más clásico de las especialidades de Romagna. Originalmente era un alimento de los agricultores pobres, que consiste en una mezcla simple, un buen sustituto para el pan o la comida principal, que tiene dos mil años de historia. Hoy se ha convertido en uno de los símbolos de la tradición culinaria italiana, adquiriendo fama internacional! Se prepara con una pasta sin levadura con harina, manteca de cerdo, sal y agua: nada más simple, nada más difícil si se quiere preparar una piada fresca y de calidad como la nuestra! Los ingredientes básicos de la piada (o piadina) son pocos, pero son simples y genuinos: harina de trigo, agua (suficiente para obtener una mezcla homogénea), sal y manteca de cerdo (que puede ser sustituida con aceite de oliva virgen extra). También se pueden añadir algunos agentes de fermentación (como el bicarbonato de sodio o el almidón de maíz), pero sólo en pequeñas cantidades. Está absolutamente prohibido el uso de todo tipo de conservantes, saborizantes y otros aditivos. La piada artesanal como la nuestra debe ser un producto fresco, que se procesa en el momento, sin necesidad de algo químico … Una vez que se haya mezclado todo, hay que hacer pequeñas bolas y después hacer una masa redonda como si fuese una pequeña pizza. Finalmente cocinar en una placa cuya temperatura puede variar desde 200° a 250°. La experiencia os dirá cuando sacarla del horno, pero podemos decir que se tarda alrededor de 3 a 5 minutos, si la placa ya está caliente. Entonces se puede rellenar a gusto de cadauno: si quieres algunas ideas sobre cómo rellenar la piada, echa un vistazo a nuestro menú o vente en Avenida Migue Cano 11 para probar una de nuestras piadina. Un pequeño secreto? Para una cocción interna perfecta, pincha con un tenedor la superficie de piada!

it Italiano       uk English

Opiniones en Tripadvisor